Cómo elegir el mejor colchón

Todo lo que debes saber a la hora de comprar el mejor colchón que se ajuste mejor a tus necesidades

 

Muchas personas subestiman la gran importancia que tiene un buen descanso mientras otras se esfuerzan por dormir las ocho horas diarias que recomiendan los expertos. No obstante, ¿sabías que los seres humanos pasamos aproximadamente un tercio de nuestras vidas durmiendo? Un dato significativo, a simple vista, si tenemos en cuenta que en término de cifras se traduce entre 25 a 30 años los que pasamos en la cama. Por ello, tener el mejor colchón de calidad se convierte en una prioridad para garantizar un sueño placentero que, además, nos ofrezca un descanso saludable, aminorando las lesiones producidas por los dolores de espalda, nos brinde mayor energía ayudándonos a tener un mejor humor cada día y que nos garantice siempre una total seguridad y confianza a la hora de dormir.

 

En pocas palabras, la lista de beneficios de tener un buen colchón es subjetiva e incalculable, por lo que si estás pensando en comprar un nuevo colchón debes tener varios aspectos en cuenta para que te asegures un colchón con las mejores prestaciones que favorezcan a que la calidad de tu sueño sea la mejor posible. En consecuencia, la primera pregunta que se nos viene a la cabeza es: ¿cómo sabemos qué colchón elegir entre la gran oferta que existe en el mercado? Que si viscoelástica, látex, muelles continuos, espuma, futones, etc. No te preocupes, porque hoy en Palau del descans dedicamos un  amplio artículo para responder a todas las dudas que puedan surgirte a la hora de comprar tu nuevo colchón.

 

colchones-barcelona

 

Un colchón acorde a tu peso y estatura

Las dimensiones de nuestro cuerpo son un factor fundamental a la hora de elegir un colchón que se ajuste perfectamente a nuestro cuerpo. Y es que nuestra anatomía determina, por completo, la eficacia de un colchón por su forma y consistencia. Por eso, si eres una persona de gran peso y/o estatura, tendrás que optar siempre por un colchón que te garantice una buena firmeza, con una sujeción que sea uniforme y que evite, a toda costa, el comúnmente conocido efecto barca. De otro lado, cuando las personas tienen un peso ligero o son de pequeña estatura necesitarán un colchón que les ofrezca una mayor flexibilidad y que sea capaz de repartir apropiadamente el peso en él. Si hablamos de medidas del colchón, la recomendación general es que el tamaño sea de 10 centímetros más de largo a tu altura. Si nos referimos a una cama matrimonial se tendrá en cuenta la estatura de la persona más alta. En cuestión al grosor, el colchón deberá medir por lo menos 15 centímetros de alto para garantizar una mínima comodidad. Asimismo, en lo que respecta al ancho del colchón te recomendamos, si se trata de una cama individual entre 90 y 110 centímetros y para una cama de matrimonio entre 150 y 160 centímetros. No obstante, si lo tuyo es apostar por un espacio amplio siempre podrás optar por los colchones King size que van hasta los 200 centímetros de ancho.

 

La postura al dormir define a tu colchón

Cuando dormimos adoptamos diversas posturas que al final harán que necesitemos un colchón u otro según cómo dormimos y por los movimientos que realicemos en la cama. Por ejemplo, si duermes acompañado necesitarás un colchón que pueda absorber mejor el movimiento para que el cambio de posturas no afecte a la otra persona. Si duermes en pareja la recomendación que te damos es que consigas un colchón viscoelástico y muelles ensacados. En cuanto a las posturas, si duermes boca abajo necesitarás un colchón de consistencia blanda ya que evita las malas posturas en la zona del cuello y evita forzar la torsión de la columna. De otra parte, si duermes boca arriba tendrás que elegir un colchón que sea duro para poder evitar las malas posturas de la columna vertebral, sobre todo a nivel cervical y lumbar. Finalmente, si duermes de lado te recomendamos que optes por un colchón que tenga una dureza intermedia, ya que así será posible que se adapte completamente a la forma de tus hombros y caderas.

 

El movimiento al dormir

La presencia de movimientos en las extremidades durante el sueño nocturno puede desencadenar insomnios, cansancio al día siguiente o lesiones en la espalda, siempre que el colchón no sea el apropiado. En consecuencia, son muchas las personas que al dormir se ven afectadas por estos motivos y, por esta razón, es recomendable que compres un colchón de consistencia firme que te permita realizar movimientos sin esfuerzo y que no te perjudiquen a largo plazo. De la misma manera, si eres de las personas que se mueven poco la elección del colchón se justificará según la postura que tengas al dormir.

La temperatura al dormir

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es la transpirabilidad o ventilación en el colchón, factor que depende estrictamente de los materiales que lo componen en su interior. Si nos encontramos ante un colchón que permite que pase mejor el aire, el vapor generado por tu cuerpo se disipará con mayor facilidad y la acumulación del calor será menor. Asimismo, si eres de los que suelen destaparse durante la noche o vives en lugares calurosos lo más recomendable será que utilices un colchón de muelles, ya que te ofrecen más transpirabilidad y mantienen una mayor frescura en la cama. No obstante, si eres de las personas que pasan mucho frío durante la noche sin importar la estación del año lo mejor para ti serán los colchones de látex y viscoelásticas ya que almacenan mejor el calor en su interior.

 

el-mejor-colchon-barcelona

 

Tipos de colchones 

En el mercado existe una gran variedad de colchones según el material con el que están fabricados. Cabe resaltar que no hay un colchón mejor que otro si nos referimos a su consistencia o los componentes que utiliza. A lo que nos referimos es que existen colchones más o menos recomendables según las particulares necesidades que tengas a la hora de dormir. A continuación te mostramos cuáles son los tipos de colchones más conocidos en el mercado y los beneficios que te pueden ofrecer según sus características y tus necesidades.

 

  • Colchón de espuma de poliuretano    

Estos colchones se caracterizan por una firmeza baja y por conservar poco su forma tras la presión en su uso, motivo por el que vuelven a su estado original con cierta rapidez. Cabe resaltar que son colchones de poco peso y fáciles de manipular. Sin duda, es la opción más económica y básica que existe en el mercado, siendo un colchón ideal si tienes un presupuesto bajo o si estás pensando en un uso esporádico para él, ya sea por estar destinado a invitados o para una segunda residencia. Por otra parte, hay que tener en cuenta que son colchones poco transpirables y que se recomiendan para personas alérgicas al polvo o que sean asmáticas.

 

  • Colchón de viscoelástica

Este tipo de colchón se caracteriza por estar elaborado por una espuma de alta calidad que hace reacción al calor del cuerpo y se amolda, perfectamente, favoreciendo a la reducción de la presión en las zonas del cuerpo con mayor peso. Por lo general, estos colchones son blandos y destacan por poseer una gran flexibilidad que se adapta fácilmente a las necesidades corporales de las personas. De esta manera, beneficia a quienes sufren lesiones óseas o dolores musculares. Asimismo, absorben bien el movimiento siendo idóneos para las camas matrimoniales. A su vez, los colchones viscoelásticos poseen un núcleo de espuma que está recubierto de una capa que varía en su grosor, cabe resaltar que a mayor grosor se obtiene más confort y total adaptabilidad pero también se encarece el precio del colchón. Un punto a tener en cuenta es que son colchones que acumulan el calor corporal de manera óptima y que te garantizan una buena temperatura durante todo el año.

 

  • Colchón de muelles 

La tecnología de estos colchones ha avanzado significativamente en los últimos años por lo que ahora es posible considerarlos como los colchones que te aseguran una comodidad adecuada y te garantizan un buen descanso. El colchón de muelles se compone de una red de muelles que está cubierta de varias capas con tejido especial que permite realizar una aislamiento, apropiadamente, aportando confort y firmeza a tu descanso.

 

  • Colchón de látex

Este tipo de colchón está compuesto por núcleos de látex que se obtienen de la resina natural o de material sintético. Su consistencia es elástica y se adapta con facilidad a los somieres articulados, ofreciendo una gran adaptabilidad al contorno del cuerpo con un soporte que asegura una completa firmeza.

 

Finalmente, antes de comprar un colchón lo más importante, junto a todo lo que te hemos explicado en este artículo, es el tan esperado y necesario momento de la prueba definitiva del colchón en la tienda. No olvides que la compra de un colchón es un aspecto muy subjetivo y debes siempre comprobar en primera persona la comodidad que te ofrece. Desde Palau del descans esperamos haberte ayudado a saber cómo elegir tu futuro colchón. Recuerda que contamos con una gran variedad de colchones elaborados con la máxima calidad y al mejor precio.

Somos Palau del descans, tu tienda de colchones en Barcelona con más de cien años de tradición.

¡Te deseamos un buen descanso!

Abrir chat