93 487 37 51 Lu - Vi: 10:00 - 14:00h y 16:30 - 20:30h | Sa: Cerrado.
Si es cierto que la calidad de los colchones personales o los colchones para hoteles influyen en nuestro descanso y es evidente que la calidad de nuestro sueño es una cosa primordial pero la cuestión es decidir qué número de horas son las adecuadas para que nuestro cuerpo descanse.

¿Sabéis que lo ideal no es dormir ocho horas diarias?

El sueño según la teoría de Thomas Wehr

Siempre nos han dicho que dormir ocho horas seguidas es lo ideal, pero ¿estamos seguros que eso es lo natural y lo que debemos hacer? Si es cierto que la calidad de los colchones personales o los colchones para hoteles influyen en nuestro descanso y es evidente que la calidad de nuestro sueño es una cosa primordial pero la cuestión es decidir qué número de horas son las adecuadas para que nuestro cuerpo descanse.

La ciencia y la historia parece confirmar que dormir ocho horas del tirón o más podría ser antinatural. En los años 90, Thomas Wehr realizó un experimento para demostrar esta teoría. El experimento consistía en encerrar a un grupo de personas en una habitación completamente a oscuras durante 14 horas diarias durante un mes. A la cuarta semana los individuos habían cambiado su rutina del sueño por completo. ¿Queréis saber que hacían? Dormían durante cuatro horas y luego se despertaban durante una o dos antes de caer redondos en otro sueño de unas cuatro horas.

Para entender este experimento hay que conocer las cuatro etapas del sueño que ya hemos explicado con detenimiento en posts anteriores. En la primera etapa entramos en un estado de relajación que nos hace estar entre despiertos y dormidos. En la segunda etapa, en cambio, conciliamos un sueño un poco más profundo. Por último, en la tercera y la cuarta etapa entramos en un sueño muy profundo de la que es muy difícil despertar. Cuando finalizamos la tercera y la cuarta etapa volvemos a la etapa 2 durante unos minutos y a continuación entramos en la fase REM. Después de esta fase REM entramos en las etapas que acabamos de describir otra vez para luego volver a soñar, despertar brevemente y repetir el ciclo hasta cuatro o cinco veces más.

Esta curiosa anécdota demuestra que no es necesario dormir ocho horas al día del tirón, con tan sólo seis podemos estar bien descansados. Aún así una buena calidad tanto de colchones personales como para colchones para hoteles es completamente necesaria. ¿Quieres seguir conociendo anécdotas de este tipo? Sigue nuestro blog y descubre mucho más sobre el fenómeno del sueño. ¡Te esperamos!

  • APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER Y TRENDRÁS ACCESO A VENTAS PRIVADAS Y DESCUENTOS EXCLUSIVOS


¿Te ha gustado este post? Compártelo con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Escribe los caracteres que se muestran en la imagen

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>